PRENSA Y FERIAS

Prensa
REPORTAJE A IRENE LUEDICKE EN SU TALLER – ARGENTINISCHES TAGEBLATT (31.01.1998)

Kunst-Szene / Suche nach der Inspiration / Die Aquarellmalerin Irene Luedicke
Escenario artístico / Búsqueda de la inspiración / La acuarelista Irene Luedicke – por Susanne Franz

La acuarelista Irene Luedicke en realidad es arquitecta y urbanista, estudió diseño gráfico, y se desempeñó en el diseño paisajístico. Estas actividades tan creativas, pero según su definición demasiado racionales y limitantes, nunca le alcanzaron. Ya durante su carrera universitaria paralelamente se dedicó a la pintura y estudió dibujo. Fue alumna, entre otros, del famoso maestro Kenneth Kemble. En su búsqueda artística del mejor medio para expresarse, se encontró con la conocida pintora Nelly O’Brien de Lacy, con quien se perfeccionó en el excitante mundo de la acuarela.

Irene se quedó con esta difícil técnica. La hizo suya probando y experimentando con nuevas ideas., enriqueciendo y puliéndola. En una de sus últimas exposiciones estuvo presente su ex-maestra. “Cuánto hiciste con lo que yo te enseñé”, le dijo impactada.

Irene interpreta paisajes y marinas. Sobre todo antes del nacimiento de su hijo, viajó mucho con su marido por Europa, Estados Unidos, Medio Oriente y América Latina. Los paisajes que recorrió en miles de kilómetros de automóvil, se le grabaron en la retina. Siempre están presentes esas imágenes de sus recuerdos de montañas, bosques, flores, árboles y noches. Actualmente el agua y el cielo son de especial atractivo para esta entusiasta aficionada a la navegación a vela. El impacto que dejaron en su memoria, la emocionan, y contribuyen a plasmar cada serie que pinta. Así unos luminosos árboles otoñales pueden llamarse “Posesión”; también una “Tormenta” puede ser real y a la vez interna.

Irene Luedicke llegó a una rara maestría en acuarela. Perfecta liviandad y mágica armonía seducen al observador, y nada, absolutamente nada, revela el duro trabajo de la artista. Se escucha la música en la cual Irene se sumerge al pintar, y se reconoce la vida, que es su inspiración.